domingo, julio 23, 2006

Tal día

Ayer me levanté con un desasosiego inhabitual. Con la misma sensación de quien sabe que ha olvidado algo importante pero no logra recordarlo. Con la impresión de algún cumpleaños o aniversario olvidado.

Después de pasar el día mohína, estorbada con todo lo que me rodeaba decidí salir a pasear después de la cena por esta ciudad recién descubierta, que sabe más de mi vida que yo.
Eché a andar sin rumbo fijo. Había sido un día muy caluroso, pero ahora en las primeras horas de la noche empezaba a refrescar.

Al cruzar el umbral de la última calle que me llevaba a aquella plaza salió de mí una yo misma formada como de niebla y humo, gris mate, etérea como un sueño. Me quedé mirándome pero ella, es decir yo, ya había ido como flotando a reunirse con otra figura incorpórea.

Mi otra yo mantenía una animada conversación con el hombre etéreo, a la que pronto se sumó el roce de las manos, el toque de un brazo y todas aquellas risas que sonaban huecas con la distancia del tiempo. Les seguí hasta que llegaron a un banco donde se sentaron. La mayoría de las barreras de espacio habían desaparecido.

Mi yo brumosa apoyaba la cabeza en su hombro y se fingía distraía cuando le besaban en la cara. Hasta que ya no supo donde mirar y optó u opté por encarar un leve beso.

Empezó a llover en el pasado y sus figuras se difuminaron. Pero juraría que un segundo antes de disolverse definitivamente, él me miró.

Y me volví sin la certeza de si era real o lo sólo lo había recordado.

7 Comments:

Blogger ybris said...

Deliciosas vivencias a modo de recuerdos en que sólo percibimos el presente sin lastre.
Ojalá todo pudiera ser tan nuevo como la realidad sin recuerdos.

Besos

7:06 a. m.  
Blogger aminuscula said...

Igual es el pasado soñado, una versión mejorada del pasado olvidado...

Un beso

10:32 a. m.  
Blogger Detrásdelreflejo said...

tantas veces nos cruzamos por la calle con gente del pasado, nos miramos de reojo y ni nos saludamos...

3:04 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No importa si era presente o soñado...cuenta la sensación que te deja...

De una manera u otra, lo has vivido...


Y si no, lo inventaste con tanta calidez, que se vuelve vida....

10:16 a. m.  
Blogger Luis said...

La imaginación nos hace derribar cualquier frontera, es difícil saber la línea que separa, en ocasiones, el sueño de la realidad. De todas formas es bonita esa mirada y ese sutil beso.

4:40 p. m.  
Blogger kumen said...

Me parece una experiencia fabulosa, quizas tus distintos yo lo viven de distinta forma, pero al final esas percepciones se conjugan para formar la imagen de ese dia.

saludos y exito

7:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Very nice site! » »

11:52 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home